Tal vez nunca hayas escuchado sobre ella o quizás pienses que no la necesites en tu estrategia de marketing, pero la redacción SEO puede convertirse en tu mayor aliada a la hora de conseguir clientes y cerrar ventas.

¿Qué es la redacción SEO?

Seguramente en más de una ocasión has acudido a Google para hacer una consulta o aclarar una duda. De hecho, es probable que estés leyendo este artículo porque quieres saber qué es o aprender sobre redacción SEO.

Y por eso es fundamental que entiendas una premisa base: cuanto mejor escribas pensando en los motores de búsqueda, más destacarás entre tu competencia y aumentarás la visibilidad hacia tus clientes.

Pues bien, si has llegado hasta aquí es porque he hecho un buen trabajo en este sentido. Así que voy a explicarte poco a poco en qué consiste la redacción SEO y por qué es importante. Toma nota que lo que viene es relevante.

SEO: acrónimo de Search Engine Optimization. Traducción al español: optimización de motores de búsqueda.

Cada vez que haces una búsqueda en Internet, Google te muestra un enorme listado de páginas a consultar. El hecho de estar dentro de las primeras opciones es sinónimo de destacar, mientras que estar en las últimas se sintetiza en “no ser lo que la gente busca o necesita”.

¿Cómo sobresalir en los motores de búsqueda?

Ahora bien: ¿cómo se está dentro de esas primeras posiciones? Existen varios factores técnicos, pero del que nos interesa hablar en esta oportunidad es la redacción SEO, que no es más que escribir, de una manera optimizada, con la intención de sobresalir en los motores de búsqueda.

En eso es donde precisamente radica su importancia. Ya seas un restaurante, una tienda de mascotas, una consulta médica o cualquier tipo de establecimiento que ofrezca un producto o servicio, tienes que estar en Internet. Y la mejor manera de hacerlo es dentro del ranking de Google.

Para lograrlo, necesitarás la ayuda de un profesional en la materia: un redactor de contenidos SEO, quién se encargará de crear textos originales y únicos para el blog de tu negocio con el objetivo de ponerlo en el radar de tus clientes.

Si, por ejemplo, tienes una tienda online de juguetes educativos, para niños en edad escolar, sería muy útil publicar un artículo en el cual orientes a los padres (quienes te van a comprar) sobre los beneficios de los juguetes en el desarrollo cognitivo de los niños, pues resultará de gran interés para ellos.

Esta pequeña acción se traduce en aumentar la visibilidad de tu marca, al igual que su credibilidad. También permite atraer a clientes potenciales, ya que gracias al tráfico orgánico muchas personas verán tu página web y algunas de ellas terminarán concretando una compra: ¡más ventas a la vista!

¿Qué hace un redactor de contenidos SEO?

Esta persona que contrates para crear el contenido de tu blog tendrá varias tareas que hacer, periódicamente, mientras te brinde apoyo:

Y si te lo estás preguntando… Sí, un redactor de contenidos SEO tiene la labor de indagar mucho antes de siquiera pensar en escribir la primera palabra de un artículo. Pueden ser horas leyendo e investigando antes de empezar.

Además, debe contar con todo el conocimiento necesario para poder cumplir con su trabajo, como es el uso de herramientas como Google Trends y Google Search Console. Dos piezas clave para cualquier redacción SEO.

Google Trends: herramienta que muestra los términos de búsqueda más populares.

Google Search Console: herramienta para entender el comportamiento de una web.

Por otro lado, el diccionario debe ser su mejor amigo. No importa lo que digan algunos, la buena ortografía y gramática son requisitos indispensables para ser un buen redactor de contenidos SEO.

Sin embargo, la parte más importante es la optimización de los textos, ya que permitirá tener una mayor visibilidad en los motores de búsqueda.

Aquí es donde entran en juego todos los trucos y tácticas ganadoras para llegar al primer lugar de Google y así posicionar hasta en el corazón de los consumidores.

¿Cómo se optimiza un texto con redacción SEO?

La redacción SEO no es para cualquiera. Hay que tener un gran nivel de detalle para llevarla a cabo. Sobre todo, a la hora de dar los toques finales a los artículos antes de su publicación. Algunos de esos pasos son:

  • Ubicar la palabra clave en título SEO, metadescripción, primer párrafo, etc.
  • Escribir los textos alternativos en las imágenes.
  • Usar sinónimos y combinaciones de palabras claves.
  • Emplear negritas, subrayado y elementos para resaltar lo importante.
  • Añadir enlaces internos y externos con temas relacionados.

Uno de los puntos principales con los cuales hay que tener cuidado es la densidad de la palabra clave, es decir, la cantidad de veces que aparece o se repite la palabra o frase por la que queremos destacar. Si esta es muy baja, el texto no destacará, pero si se trabaja en exceso, Google nos penalizará.

Así que mejor dejar esto en manos del especialista. El cual, además, creará toda una estrategia de contenido para tu negocio. Desconfía de cualquiera que se haga llamar redactor de contenidos SEO y no te presente una.

Conclusiones

La redacción SEO puede resultar un gran apoyo para cualquier negocio. Sobre todo, porque implica una pequeña inversión con resultados a largo plazo. Por lo que contar con un blog en tu página web es un plan bastante rentable: posicionar en las primeras páginas de Google hará que tengas más clientes.

Un redactor de contenidos SEO, por excelencia, debe tener un gran manejo del idioma y contar con una gran capacidad de investigación. En líneas generales, su grado de instrucción no es relevante. Bien podría ser un licenciado en letras o comunicación o un graduado de idiomas modernos o filosofía.

Un texto bien optimizado para SEO está libre de plagio, acata las normas básicas de ortografía y cumple con los requisitos de todo buen texto según Google.

CURSO ONLINE

SEO para redactores

Domina técnicas y estrategias de redacción SEO para crear contenidos que conquisten a Google

Más artículos del blog