Inicio » SEO » Algoritmo de Google: el gran aliado del redactor SEO

Algoritmo de Google: el gran aliado del redactor SEO

  • SEO
que es el algoritmo de google

¿Qué es el algoritmo de Google?

El algoritmo de Google es un conjunto de operaciones matemáticas cuya finalidad es encontrar el mejor resultado ante una necesidad planteada por su usuario.

Google está continuamente rastreando la red para detectar nuevos contenidos. Conforme los va encontrando, recurre a su algoritmo para calcular la relevancia de los mismos.

Cuando el algoritmo asigna un valor al contenido, para una intención de búsqueda concreta, le asigna una posición en el ranking.

De este modo, siempre tiene ordenados todos los contenidos en función de su relevancia para una intención de búsqueda específica.

Factores del algoritmo

Según el propio Google, su algoritmo tiene en cuenta más de doscientos factores de relevancia distintos, y lo curioso es que continuamente está probando diferentes resultados, para mejorar su ratio de éxito, que consiste en identificar el contenido más útil para una determinada intención de búsqueda.

De todos esos factores de relevancia, cada uno tiene un peso relativo distinto, y es la combinación de todos ellos, en base a una fórmula secreta, la que determina el valor de relevancia global, y por el que se le asigna una posición u otra.

Aunque Google no revela qué factores son los que tiene en cuenta su algoritmo, la experiencia nos ha enseñado que se repiten ciertos patrones en los resultados que ocupan las primeras posiciones de las SERP.

Por ejemplo, la palabra clave suele aparecer en la url, en el título de la página (h1), en algunos encabezados, y en el texto. Esto no quiere decir que hay que repetir la keyword principal una y otra vez, pero sí es necesario emplear sinónimos y términos relacionados para englobar el texto en un mismo concepto.

Mejoras del algoritmo

Muchas corrientes del SEO, a base de realizar pruebas ensayo-error, han intentado «domar» al algoritmo de Google, para influir en el resultado.

Por este motivo, en los últimos años, Google ha ido incorporando mejoras en su algoritmo, como Caffeine, Panda o Penguin, con el objetivo de detectar esas técnicas y neutralizarlas, o incluso penalizarlas.

Caffeine se introdujo en junio de 2010. Y modificó la manera en la que el robot de Google rastreaba el contenido nuevo. Debido al constante incremento de contenido en la red, así como las diferentes variedades que se han ido incorporando (vídeo, imágenes, podcast, noticias…), Google decidió cambiar a un método más dinámico, con capacidad de detectar más y mejor el nuevo contenido.

Panda comenzó en febrero de 2011. Esta actualización del algoritmo de Google tuvo más impacto en el posicionamiento de las SERP. Se calcula que afectó a un 13% de los resultados que ofrecía el buscador. Básicamente, podríamos decir que buscaba mejorar la calidad de los contenidos y verificar su originalidad.

En consecuencia, penaliza los contenidos duplicados o que no aportan nada nuevo al usuario. Para medir la calidad emplea diferentes factores, algunos de ellos relacionados con la experiencia del usuario, por ejemplo, el tiempo de permanencia en la página, el porcentaje de rebote, el CTR… De este modo, el algortimo premia a la calidad del contenido de una web, en detrimento de la cantidad.

Penguin llegó en abril de 2012. Probablemente, esta actualización del algoritmo supuso el mayor impacto en los resultados hasta ese momento. A diferencia de Panda, que buscaba mejorar la calidad de los contenidos, Penguin llegó con el objetivo de penalizar el spam y los enlaces de baja calidad.

Anteriormente a Penguin, Google premiaba la cantidad de enlaces que apuntaban a una url, sin importarle la calidad de los mismos. A partir de esta actualización, eso cambió, y la calidad de los enlaces está por encima de la cantidad.

Experiencia del Usuario

El algoritmo de Google es una fórmula matemática que emplea inteligencia artificial para ir aprendiendo y mejorando su porcentaje de éxito, es decir, que la forma en la que clasifica y ordena sus resultados evoluciona constantemente.

Pero, la experiencia del usuario es la que determina en mayor medida si un resultado es adecuado o no para la posición que ocupa.

Esto se mide con el comportamiento del usuario cuando visita la página web, en función de varios indicadores que le dicen a Google si ese contenido satisface la intención de búsqueda para la que está posicionado.

Por tanto, crear contenido para atraer al usuario y que luego no aporte nada de valor es una estrategia poco efectiva en cuanto a SEO.

Referencias:

  • Florido, Miguel. Curso de Marketing Digital (ebook). 2019. Leído en marzo/2021
  • Google Caffeine. es.ryte.com. Visitado el 28/03/21
  • Ferreiro, Fernando. Google Panda. es.semrush.com 25/06/2019. Visitado el 28/03/2021
  • Martínez, Eduardo. Qué es Google Penguin. www.iebschool.com 15/05/2013. Visitado el 28/03/2021

Jose SEO Writer

Redactor SEO Freelance especializado en crear contenidos eficaces y rentables.

¿PUEDO AYUDARTE?

Creo contenido útil

Yo me encargo de redactar tus textos SEOptimizados, mientras tanto, tú puedes cantar tu canción favorita

Más artículos del blog